Un poco de historia

En el año 1.910, Francisco Lozano Muñoz, inicia la actividad compraventa de hierros dentro de una España eminentemente agrícola y rural. Entrando a trabajar con él Juan Antonio Fernández-Medina Madrid.

Al terminar la contienda civil, Juan Antonio Fernández-Medina Madrid, formó sociedad con la viuda y sobrino de Francisco Lozano Muñoz respectivamente. Inicialmente el grueso del negocio era la venta de carbón mineral, herraduras y clavos de herrar para los animales de tiro, y complementariamente hierros.

Durante la década de los cincuenta el consumo de acero se incrementó. 1959 marcó un hito con el Plan de Estabilización. España inició un acelerado crecimiento económico y para encauzarlo el gobierno aprobó a partir de 1.963 varios Planes de Desarrollo. Dentro de este periodo, en 1962, los dos socios que participaban con Juan Antonio Fernández-Medina Madrid les vendieron sus participaciones sociales, posteriormente en 1963, Juan Antonio Fernández-Medina Madrid vende a su hijo Manuel Fernández-Medina Muñoz, una vez terminados sus estudios de comercio y economía, una parte minoritaria del capital social, y en 1968 se cambia la denominación social de “Viuda de Francisco Lozano, S.L.” por la de “MEDINA-HIERROS, S.L.”. En 1974, Juan Antonio Fernández-Medina Madrid dona sus participaciones sociales a sus hijos, durante este periodo se dio un fuerte impulso a la Sociedad.

La etapa de 1985-1991 es la del eurooptimismo. Los efectos estimulantes de la economía internacional se unen a los de la entrada en la CEE. La reconversión siderúrgica se hace notar en el mercado, teniendo que recurrir a los mercados exteriores para el abastecimiento.

La etapa 1991 a 1996 coincide con la parte más baja del ciclo económico.

La etapa 1996-2004 es la de la integración en la Unión Económica y Monetaria, con la adopción del euro en 1999 y el establecimiento como moneda física en 2002, se propicio un modelo crecimiento basado en la demanda interna, y más particularmente, en el consumo privado. Ello fue posible a los bajos tipos de interés de lo que también se siguió un aumento desproporcionado de la inversión inmobiliaria. Este comportamiento tuvo efectos indudables sobre el endeudamiento familiar.

La inversión empresarial disminuyó y la inversión pública alcanzó valores elevados, en parte debido a las ayudas provenientes de Bruselas. En lo referente a la demanda exterior: las exportaciones crecieron mucho menos que las importaciones, como efecto de que nuestra productividad era inferior a la europea.

Dentro este periodo la empresa se recapitalizó para encarar el futuro con seguridad.

Etapa 2004-2009, con la llegada del nuevo gobierno de diferente signo, la política económica fue una continuidad de la llevada en gobiernos anteriores, fomentada por expansión del crédito, ahondando el endeudamiento de los particulares y debido a la escasez del ahorro nacional hubo una dependencia total del ahorro exterior, se llegó hasta verano del 2007 con un crecimiento importante de la economía, pero el exceso de viviendas existente más la crisis financiera internacional hizo que este sector quebrara disminuyendo la actividad económica y el consumo, disminución acrecentada por la contracción del crédito bancario, con el consiguiente aumento de concursos de acreedores, e incremento del paro.

Dentro de esta situación en el año 2007 la empresa comenzó la construcción de nuevas instalaciones que entraron en funcionamiento en el 2.009.

En el año 2015, Manuel Fdez-Medina Muñoz y sus hijos adquieren la totalidad de las participaciones sociales, dándole continuidad a la empresa con la cuarta generación familiar.